Digna posición del presidente electo sobre Paraguay y el Mercosur

Las palabras del presidente electo, Horacio Cartes, en España, en el sentido de dejar en suspenso el ingreso de nuestro país al Mercosur si
Venezuela preside el bloque, es una actitud digna y por demás plausible, ante la arrogante actitud que mantuvieron nuestros vecinos, Brasil, Argentina y Uruguay.
Paralelamente, tanto la Unión Europea como el bloque del pacífico y la OEA siguen con un indisimulado respaldo a la posició  paraguaya.
Cartes califi como un miembro “ilegítimo” a Venezuela y fue más lejos al denunciar que este país intentó “comprar” a Paraguay ofreciendo la condonación de la importante deuda que tiene nuestro país con la petrolera PDVSA.
No hay que olvidar que el Congreso paraguayo había rechazado el protocolo de ingreso de Venezuela, lo cual ponía al Mercosur ante una flagrante violación del Tratado de Asunción, por lo que actualmente urge anteponer lo jurídico a lo político, tal como aviesamente fue torcido por el bloque aprovechando el cambio de gobierno en Paraguay, conforme a lo establecido en nuestra Constitución.
El presidente electo ha defendido con hidalguía la dignidad nacional y es un buen augurio y mensaje para los socios del Mercosur, tan alineados con la izquierda bolivariana de Venezuela, acostumbrada a llevarse todo por delante con sus petrodólares.
Claramente, analistas económicos y políticos han advertido que el proceso de integración regional iniciado hace más de 20 años está profundamente herido. En Brasil, Argentina y Uruguay ya hay voces que se alzan contra la postura que están teniendo desde hace meses, no solamente con actitudes antijurídicas, sino claramente ideologizadas, lo que supone que los respectivos gobiernos cada vez más tendrán presiones internas que se acerquen a la actitud paraguaya.
Afortunadamente, durante la “sanción” al Paraguay, los productores, las empresas privadas, las instituciones públicas, las inversiones han continuado trabajando por el desarrollo de la nación, lográndose en el primer cuatrimestre un crecimiento económico del 15 %, lo cual está sorprendiendo al mercado interno y a nivel internacional.
Es decir, la falta de respaldo del Mercosur a nivel político poco o nada influyó en que el Paraguay siguiera trabajando y creciendo silenciosamente.
Y creemos que en la medida que el país marque la diferencia, con un Gobierno serio y que se haga respetar, ello constituirá un signo más de confi anza de los inversores del exterior. Dado el posicionamiento asumido tan verticalmente por nuestros socios Brasil, Argentina y Uruguay, es muy poco probable que cambie o se revise la situación de Venezuela, y menos que se avengan al pedido de Cartes de que Paraguay asuma la presidencia pro tempore del bloque; es mejor aguardar que pase el tiempo y continuemos como socios con derechos plenos, pero fríos en nuestro relacionamiento.
Esto, más aún teniendo en cuenta que el bloque del Pacífico y la UE nos están mirando con simpatía y abriéndonos sus puertas para acrecentarç un mayor relacionamiento social y comercial.

Archivo de Noticias

Gente de Prensa