La identidad cooperativa y las reglas del mercado

imagen1

Queremos reiterar las particularidades, los elementos distintivos de las entidades cooperativas y que le dan una Identidad única, diferenciada de las otras empresas vigentes en el mercado. Se trata de un modelo de desarrollo que privilegia el trabajo organizado y solidario de la gente, es decir de los socios, por encima de cualquier otro factor de producción, como el capital.
 
 En consecuencia, en una cooperativa se tienen otros indicadores, otros criterios para determinar los beneficios que reciben los miembros  y su familia. En ese sentido hablamos del concepto de rentabilidad social que refiere al esfuerzo colectivo para resolver necesidades y mejorar la calidad de vida, en términos de desarrollo humano. Esto es contribuir al acceso a la salud, educación, capacitación, trabajo digno, vivienda adecuada, recreación que forman parte de los derechos humanos elementales. A esto le sumamos los instrumentos financieros
como el ahorro y el crédito destinados a los múltiples proyectos de inversión para la producción de bienes y servicios, la generación de fuentes de trabajo, la innovación tecnológica, etc. Este punto es fundamental para la comprensión de la finalidad central de la empresa cooperativa como entidad de servicios que no se orienta a buscar la simple acumulación del dinero, e l lucro, con un sentido de especulación, de abuso que pueda afectar a los socios con altas tasas de interés y otros costos y recargos en las líneas de créditos u otros negocios.
 
No olvidemos que uno de los objetivos mayores del cooperativismo es la democracia económica, social y financiera que brinda a los socios la permanente posibilidad de distribuir
ampliamente la riqueza real producida por el trabajo en cooperación, de la manera más justa.
 
Y es que las cooperativas son empresas cuyos propietarios son todos los asociados. Eso implica la participación y responsabilidad colectiva de los miembros en el fortalecimiento de la organización, tanto política y económica. Significa que los socios tienen igualdad de oportunidades en cuanto al acceso a los servicios. Así también los mismos derechos y obligaciones
respecto a la administración y control de la institución, en la definición de las políticas y los objetivos estratégicos, las formas y estructuras de gobierno y finalmente, en las asambleas generales, ordinarias o extraordinarias, tiene el poder de juzgar la gestión de los directivos electos, Consejo de Administración, Junta de Vigilancia y Tribunal Electoral. Así mismo, las actividades de los Comités Auxiliares.
 
O sea tiene la autoridad para aprobar o rechazar, tanto sus acciones sociopolíticas y éticas, así como la económica: el balance económico y social, el cuadro de resultados, las propuestas de distribución de los excedentes y los planes de trabajo anuales que se ponen a su consideración. Un aspecto ineludible para el debate, constituye el Principio de la Integración entre cooperativas. Este es un capítulo clave que analizaremos en las próximas entregas.

Archivo de Noticias

Gente de Prensa