Perfeccionamiento de las normas de regulación

imagen1

Está concluyendo un año con nuevas normas para el sector de ahorro y crédito. A pesar de ello, todavía escuchamos cuestionamientos sobre el sistema y/o los mecanismos de supervisión que ejerce el Incoop sobre las cooperativas.
 
Esto es normal, ya que el perfeccionamiento del mecanismo de control es una tarea constante y que no acabará nunca. La crítica es el motor que siempre impulsa los cambios positivos. Estos mecanismos irán cambiando y ajustándose siempre, a medida que van creciendo los negocios encarados por las entidades solidarias, en la búsqueda de la satisfacción de las necesidades de sus asociados. Lo ideal, desde luego, es que las regulaciones prevengan y eviten los actos que puedan comprometer la estabilidad de las cooperativas, pero esto no siempre puede ser posible.
 
Como cualquier otra actividad de la vida humana, el control no siempre será perfecto ni infalible y por eso la revisión permanente de las normativas debe ser una tarea habitual en la autoridad de aplicación. Las normas deben dar seguridad a los cooperativistas sin tener rigidez, al punto de impedir el progreso de las entidades. Esperemos que durante el año 2015 el sector se vea fortalecido con regulaciones eficaces que permitan seguir por la senda de los éxitos y de la estabilidad del sector cooperativo.

Archivo de Noticias

Gente de Prensa