Un hábito para concretar la vida digna

imagen1

Esta cultura debe ser instalada en la sociedad como una alternativa poderosa para cambiar situaciones y hacer realidad los sueños en base al ahorro. Muchas familias llegaron al éxito gracias a esta práctica.
 
 
El décimo mes del año, es uno de los más importantes para el sector cooperativo, quien trabaja con mucho énfasis en la educación financiera de la ciudadanía. A lo largo de octubre, los socios tendrán acceso promociones, beneficios y obsequios en sus cooperativas. Todo el sector se viste de fiesta para conmemorar la fecha y generar conciencia en la ciudadanía.
 
Existen entidades solidarias que acercan charlas, conferencias o concursos a universidades, colegios o escuelas de distintas zonas. Es así que contagian el espíritu del ahorro y la gente entiende que tener este aspecto es de suma importancia para establecer una nueva hoja de ruta con posibilidades mejoradas de vida en todos sus ámbitos.
 
La organización es fundamental para el buen manejo del dinero. Expertos sugieren cumplir con las deudas fijas, destinar un monto para reservar y el saldo dividirlo en cuatro semanas del mes para los gastos cotidianos. Estos puntos son necesarios cuidar para no caer en el estrés financiero.
 
 
“Es necesario programar para alcanzar metas”
 
El licenciado en Economía y doctor en Gestión Empresarial Emiliano Estigarribia Canese indica que el primer paso para llegar a la buena educación financiera es la planificación del ahorro. Sin este avance no se pueden llegar a mejores escenarios.
 
Sin embargo, reconoció que existe un alto porcentaje de personas que se ven atadas a otras realidades; el salario mínimo o quienes perciben por debajo de ese monto.
 
“Con este segmento se presenta un panorama un poco más complejo y único porque a diario viven situaciones económicas al límite. De igual forma, es posible, se conocen experiencias de personas que alcanzaron metas admirables con este hábito”, enfatizó.
 
Es necesario instalar esta cultura en el escenario financiero y debe ser una asignatura pendiente entre socios y cooperativas. Es el sendero para evitar moras, sobreendeudamientos y tener mejores condiciones de vida.
 
Las cooperativas empezaron a ganar más fuerza y a crecer en la captación de ahorros luego de la crisis financiera que se desató en Paraguay a finales de los 90”, afirmó.
 
Las entidades solidarias ganaron credibilidad e incrementaron las campañas de concienciación y trabajos para atraer ahorristas. A partir de ahí, las instituciones tienen sólidos sistemas de trabajo en relación a este tema.

Archivo de Noticias

Gente de Prensa